jueves, 22 de enero de 2009

200 AÑOS DE POE: EL MÁS MARAVILLOSO ESCRITOR DE LO SINIESTRO

Edgar Allan Poe 3D Fuente: the tell-tale heart


El pasado lunes 19 se cumplió el bicentenario de su natalicio. "Toda su vida oscila entre estos dos papeles: el dictador literario semejante a un Dios o el ángel caído", escribió su biógrafo Hans-Dieter Gelfert.

En vida, Edgar Allan Poe tuvo éxito comercial apenas con un libro. Se llamaba Primera guía para investigadores de moluscos, era un libro escolar y el prefacio era de Poe.

Pero si bien durante su corta y amarga vida no contó con todo el reconocimiento que hubiera deseado, figura hoy en día como uno de los escritores más importantes de Estados Unidos y del mundo. Se convirtió en uno de los fundadores de la posterior novela detectivesca, mientras que sus cuentos más románticos y tenebrosos lo convirtieron en un maestro del terror. Se lo considera uno de los principales responsables en dar forma al cuento moderno como género. Y por si fuera poco, era poeta.

El pasado lunes 19 de enero el "maestro del terror" hubiera cumplido 200 años. La cantidad de sus libros que siguen poblando las estanterías de las librerías demuestra la popularidad de la que el profundamente infeliz autor, alcohólico, sigue gozando.

Hasta hoy día, los cuentos de Poe generan una atracción irresistible. Hay cuervos que hablan y monos asesinos, enterrados vivos y espíritus de muertos; se trata de lo oculto y lo satánico, la muerte y la destrucción, siempre con precisión literaria. Poe explotó el inconsciente humano como ningún otro autor antes de él. Cuando fue acusado de estar muy cerca de la tradición de la novela alemana de horror o gótica, afirmó: "Si en muchos de mis trabajos está presente el horror, entonces les digo que el horror no proviene de Alemania, sino del alma".

A propósito del homenaje a Poe; les ofrezco una nota publicada por la edición on-line del diario ABC de España del pasado día lunes sobre la publicación de una edición especial de los "cuentos completos" de Edgar Allan Poe prologado por distintos autores en lengua española con motivo del bicentenario del genial autor.

Nota del diario ABC.es

Un “completo” homenaje a Poe

Una edición especial de los «Cuentos Completos» de Edgar Allan Poe ha reunido a 69 escritores españoles y latinoamericanos, cada uno de los cuales presenta o prologa uno de los relatos del maestro norteamericano, del que hoy se cumple el bicentenario de su nacimiento.


La editorial Páginas de Espuma ha decidido rescatar la traducción que el argentino Julio Cortázar hizo de los «Cuentos Completos» del maestro norteamericano, dotarla de prefacios del mexicano Carlos Fuentes y del peruano Mario Vargas Llosa, en una edición preparada por el también mexicano Carlos Volpi y el peruano afincado en Sevilla Fernando Iwasaki.


Además de con los textos de Vargas Llosa y Fuentes, la edición se completa con la intervención de otros 67 escritores españoles y latinoamericanos, cada uno de los cuales se encarga de la introducción a cada uno de los relatos de Poe.


Los comentarios o prólogos a los 67 cuentos de Poe han sido elaborados por 29 narradores españoles y 38 latinoamericanos


Relatos a modo de condición


La condición es que cada uno de estos escritores haya publicado al menos un libro de relatos, ya que esta edición no pretende ser sólo un homenaje a Poe sino también al género corto. Iwasaki, irónico, comentó que esta edición "ha conseguido algo que en España no admiten ni las universidades, ni las academias, ni los críticos, ni las antologías; a saber, mezclar autores españoles y latinoamericanos en torno a la obra de un escritor anglosajón."


"Una iniciativa semejante habría movilizado en España al menos a tres departamentos de la Facultad de Filología: Literatura Española, Literatura Hispanoamericana y Literatura Inglesa; algo imposible e impensable", siguió ironizando el escritor peruano. Los comentarios o prólogos a los 67 cuentos de Poe han sido elaborados por 29 narradores españoles y 38 latinoamericanos y, explicó Iwasaki, "gracias al correo electrónico, esta edición madrileña pudo gestarse desde Sevilla y México D.F."

Otro requisito para ser prologuista de uno de estos cuentos ha sido haber nacido después de 1960, así entre otros narradores españoles están Màrius Serra, Espido Freire, Ismael Grasa, Ricardo Menéndez Salmón, Fernando Royuela y Patricia Esteban Erlés, los andaluces Hipólito G. Navarro, Félix Palma, Guillermo Busutil, Manuel Moyano, Ángel Olgoso, Miguel Ángel Muñoz y el granadino de origen argentino Andrés Neuman, además del propio Iwasaki.


69, un número extraordinario


Los narradores latinoamericanos que han comentado los cuentos de Poe son Eduardo Berti, Guillermo Martínez, María Fasce, Esther Cross, Gustavo Nielsen y Marcelo Birmajer (Argentina); Edmundo Paz Soldán (Bolivia); Juan Gabriel Vásquez y Juan Carlos Botero (Colombia); Carlos Cortés (Costa Rica); Karla Suárez, Ronaldo Menéndez y Enrique del Risco (Cuba).


También están Andrea Maturana, Álvaro Bisama y Alejandro Zambra (Chile); Leonardo Valencia (Ecuador); Jacinta Escudos (El Salvador); Eduardo Halfon (Guatemala); e Ignacio Padilla, Luis Felipe Lomeli, Tryno Maldonado, Álvaro Enrigue, Pedro Ángel Palou, Guillermo Fadanelli, Guadalupe Netel, Fabio Morábito, Mario Bellatin, Antonio Ortuño y Jorge Volpi (México). Y Santiago Roncagliolo, Jorge Eduardo Benavides, Ricardo Sumalavia y Enrique Prochazka (Perú) Mayra Santos-Febres (Puerto Rico); y Juan Carlos Méndez Guédez (Venezuela).


"Como ancestro de todos los escritores de relatos, Edgar Allan Poe ha conseguido unir lo que los críticos y filólogos siempre han separado por pruritos geográficos, temporales y lingüísticos: la literatura", señaló Iwasaki. El coeditor del libro concluyó sin perder el sentido del humor: "¿Por qué 69 escritores latinoamericanos y españoles nos hemos unido para homenajear a Poe en nuestra lengua?: Primero, porque a todos los autores de cuentos nos encanta Edgar Allan Poe y, segundo, porque el 69 es un número extraordinario con cualquier lengua."

1 comentario:

Amado Muñoz Cuchca dijo...

Siempre resulta muy grato leer lo que escriben los demás y más grato aún resulta cuando es alguien que conoces y estimas. César no desmayes en este arduo pero hermoso camino de la literatura.