viernes, 31 de julio de 2009

EL DESPERTAR DE LOS SUEÑOS

MULHOLLAND DRIVE (2001) - DAVID LYNCH

Hasta hace poco no sabia mucho acerca del cine de David Lynch, es mas había oído por ahí que era una especie de artista incomprendido que solo unos cuantos entendían por estar totalmente alejado de los parámetros clásicos del cine hollywoodense, por su cine caótico y pedante según algunos críticos, pero es mejor tener una idea propia acerca de lo que hemos oído y es precisamente por eso que me entusiasme mucho al recibir por parte de un amigo (gracias Wilfredo) dos películas de este genial director: Lost Highway y Mulholland drive siendo esta última es la que más me impacto y por la que me decidí a hacer una critica o mejor dicho un comentario.

"Mulholland drive" es un film de ambientes oníricos que envuelve al espectador en un turbio desasosiego, es como un rompecabezas pero con mas huecos que piezas. Esta llena de impulsos inconcientes y muchos podrían calificar la película de Lynch como demasiado caótica por la sucesión de escenas deshilvanadas, que componen una autentica ceremonia de la confusión, pero no, Mulholland drive es brillante y retorcida. Como leí por ahí: “Esta es una película a la que te tienes que rendir. Si buscas lógica, ve otra cosa”. Mulholland Drive va directamente a las emociones, como la música que uno escucha en solitaria quietud. Lynch construye su universo onírico de manera no caprichosa, pero sí muy juguetona, quizá demasiado y a menudo da la impresión de ser una creación improvisada a impulsos intuitivos, los cuales no siempre acertarán a dar un significado coherente para el espectador.

Tuve que ver más de tres veces la película para poder atar algunos cabos sueltos y en cada visión descubría aun más ese universo de sueños, pesadillas, la historia de amor lésbico, la trama de suspenso con mafiosos y agentes del cine como excusa para desarrollar una visión ácida de la alta sociedad hollywoodiense y elementos de carácter simbólico que vertebran el conjunto hacia un tratamiento onírico, de tal forma que todo se somete a esa fascinación por el carácter perturbador y “vaporoso” de los sueños.

Mulholland drive es cine intuitivo, que remite y afecta a la capacidad intuitiva del espectador. Es un tipo de cine en el cual el que mira a la pantalla tiene un papel activo en la construcción del significado (se me vienen a la mente las clases del profesor de Didáctica), causas y efectos de la historia narrada, gracias a que su creador deja un margen de indefinición y ambigüedad para que el espectador imagine el resto. Esto se consigue mediante el uso de intencionados cabos sueltos y con un sentido narrativo fundamentado en lo simbólico, y el símbolo siempre es representación de otra cosa distinta al mismo símbolo. Todo esto implica que, en muchos casos, se le exige al espectador más de lo que puede abarcar, porque no todos tienen la misma sensibilidad intuitiva ni la misma formación cultural. Por esta razón es el mismo espectador quien debe hacer el resto del trabajo, es lo que exige la película, lo cual la eleva a categoría de obra de arte si atendemos a su naturaleza exclusiva surgida de una mente de singular creatividad.

Su carácter de obra de arte radica, en definitiva, en la infinitud de su significado, ya que éste se extiende hasta la infinita intuición del espectador. Lo complicado de “Mulholland drive” no es la historia que cuenta, sino la estructura y los elementos usados para contarla. Creo que no exagero al considerar esta película como una obra de arte, todo absolutamente todo esta milimétricamente calculado para ejercer la óptima representación visual en cada uno de los estados o niveles oníricos que quiere reflejar, es sin lugar a dudas una pieza única y original, fiel expresión de una mente brillante como la de David Lynch.

2 comentarios:

alonzo dijo...

El maestro Lynch tuvo como idea original realizar una serie de esta historia y toda la primera parte contituye un episodio piloto, lastimosamente o felizmente el proyecto no se concreto por lo que lynch agrego la segunda parte que para muchos s sin embargo la más confusa mientras que para otros es la que aporta mayor significacion a las interrogantes que plantea la historia. AL final el resultado es brillante y gracias al feliz suceso que relate tenemos esta joya del septimo arte. Como diria un dadaista " Ahora es cuando la veo terminada" jaja
Buen articulo, continua asi, ojala puedas hacer tambien el comentario respectivo para carretera perdida...

cesar vill dijo...

Gracias por el comentario Wilfredo, no te preocupes ya estoy preparando mi comentario para la otra peli del maestro Lynch, gracias y un abrazo.